Desarrollo psicomotor: que NO ESPERAR.

El Desarrollo psicomotor (DSM) implica un proceso evolutivo, multidimensional e integral. En un desarrollo “normal” se espera que el niño vaya adquiriendo un conjunto de habilidades en forma progresiva y en una secuencia determinada como respuesta a la maduración del sistema nervioso central y la relación del niño con el entorno.

Ahora, como psicóloga y sobre todo como mamá de dos, puedo decir que las cosas no siempre salen de acuerdo a los manuales; puedo decir lo que todo el mundo dice, que todos los hijos son diferentes, que cada uno tiene su “ritmo”, que en la diversidad hay cierto encanto… en fin, mil cosas podría decir ante un desarrollo psicomotor que no se ajusta a los parámetros de la definición.

Y como de mi experiencia hablo, se que ante esta situación, no hay mucho que decir…  lo que queda es  hacerle caso al instinto, a la menor señal o indicio de que algo no anda bien; con esto, no quiero decir,que hay que dejar de ser y vivir por buscar lo que quizá no existe, no quiero que malinterpreten esta lineas, por el contrario, quisiera que cada mamá, cada papá, tío, primo, abuela, amigo que este próximo a un hogar con niños disfrute del juego, la ternura e interacción de una manera tranquila, natural y crítica; que su acercamiento posibilite la construcción de sujetos con valores y que ante las situaciones puntuales del desarrollo se maximicen las oportunidades de detectar de manera temprana rezagos, riesgos o situaciones que interfieran en el desarrollo de sus potencialidades.

Finalmente, mi llamado es a NO ESPERAR. No hay por que… Fue una espera de 40 semanas de malestares matutinos, cansancio y dolor de espalda… 40 semanas imaginando sus rasgos… su olor…  No esperes… una intervención oportuna, puede cambiar sus vidas.

Maria Isabel.